5 consejos para que no te huelan los pies

5 consejos para que no te huelan los pies

Aunque el olor en los pies es una sensación extraña, incómoda y hasta estresante, lo cierto es que con el paso de los años se ha convertido en un problema mucho más fácil de tratar. ¿Sabías que hay más glándulas sudoríparas en tus pies que en cualquier otra parte del cuerpo? Presta atención a los siguientes cinco consejos para prevenir el exceso de olor y sudor en los pies de la manera más fácil.

1. Higiene saludable

No hay excusa para no seguir una rutina de limpieza de tus pies adecuada. Porque lo mejor que puedes hacer por ellos es tenerlos siempre limpios y secos. Si formas parte de ese grupo de personas a las que les suda mucho los pies, entonces procura usar un jabón antibacterial o un polvo específico para los pies.

2. La importancia de secarse los pies

Seguramente pienses que lavarse los pies, secarlos correctamente o cambiarse de calcetines es suficiente para presumir de unos pies bonitos y sanos. Pero la respuesta es no. Porque cuando te sudan los pies, las bacterias crecen en tu calzado incluso una vez que te quitas los zapatos o zapatillas. Por otra parte, si dejas los zapatos húmedos en alguna zona oscura como por ejemplo un armario o debajo de la cama estarás ayudando indirectamente a que las bacterias se desarrollen en un ambiente propicio para ellas. Y como siempre aconsejamos en estos casos, intenta que tu calzado esté lo más seco posible antes de ponértelo de nuevo. Para ello puedes usar un secador o bien dejar que las zapatillas se aireen en el balcón.

3. Cambia de calzado

Teniendo en cuenta que unas zapatillas húmedas suelen tardar unas 24 horas en secarse completamente, lo mejor que puedes hacer es cambiar regularmente de calzado. Si puedes hazlo cada tres días. En este sentido, merecen una mención especial las deportivas, mucho más propensas a crear situaciones de sudor especialmente cuando practicamos algún ejercicio. Tal y como hemos explicado anteriormente, en este caso procura tener al menos dos pares mientras lavas uno en la lavadora. Eso sí, nunca te olvides de consultar las instrucciones primero.

4. Deja que tus pies transpiren

Las zapatillas de tela y piel permiten que el aire se mueva más libremente alrededor del pie, algo que no sucede ni mucho menos con el calzado sintético. Pero si hay algo prohibido es intentar ponerse cualquier tipo de calzado sin usar calcetines. Ni tan siquiera deportivas. Si haces esto conseguirás que todo el sudor de tus pies vaya directamente hacia el calzado sin ser absorbido por tus calcetines.

5. Dales un descanso

¿Por qué a algunas personas les sudan los pies más que a otras? Puede que se deba o no a un factor genético, pero lo cierto es que los pies cansados tienden más a sufrir las consecuencias del sudor. Si es posible, nuestro consejo es que evites estar de pie todo el día. Pero si esto no es posible, entonces disfruta de unos baños para los pies usando aceites esenciales o un jabón de baño suave. Y cuando tengas todo esto controlado, tan sólo preocúpate por poner tus pies en alto y relajarte. El olor y el sudor en los pies son sensaciones muy incómodas que pueden incomodar nuestra relación con los demás. Prueba los productos de Scholl entre las que se encuentra nuestro Scholl Fresh Step Polvos 2 en 1 para Pies y Calzado para pies. Así no tendrás que preocuparte nunca más.

 

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}