Di adios a los pies secos

Di adios a los pies secos

Muchas personas sufren el problema de los pies secos. Y es que a diferencia de otras partes de nuestro cuerpo la piel de nuestros pies es seca de forma natural al no tener glándulas sebáceas. Por su parte, nuestros pies contienen miles de glándulas sudoríparas para mantenerse hidratados. Si no los hidratamos de forma regular, la piel seca en los pies puede empeorar rápidamente llegando a ser antiestética y no saludable.

También puede llegar incluso a ser dolorosa y producir picores. Si eliminamos la piel vieja y muerta e hidratamos la piel nueva seguro que tus pies mejoran de manera notable. 

Cómo saber si tenemos la piel de los pies seca

La piel seca en los pies se vuelve agrietada y suele producir picores, y por lo general, se verá blanca en lugar de amarilla, un color más propio de los callos. Los síntomas pueden variar desde una piel áspera y seca que produce molestias, hasta una serie de áreas y manchas rojas que generan picor y descamación.

Aunque cualquier persona puede tener los pies secos, suele ser más normal que los padezca aquella gente con una edad más avanzada. La sequedad puede aparecer en cualquier parte de los pies, pero más comúnmente en los talones, en el antepié y en los lados.

La piel de nuestros pies es naturalmente seca, pero hay muchos factores que pueden hacerla empeorar. Algunas de las causas más comunes de la piel seca en los pies pueden ser las duchas y baños con agua muy caliente, los jabones ásperos que quitan la humedad de la piel, el clima frío, el aire seco (por ejemplo, cuando tenemos la calefacción o el aire acondicionado encendido), el envejecimiento y la exposición excesiva al sol.

Aunque los síntomas suelen ser leves al principio es cierto que pueden empeorar con facilidad hasta el punto de ocasionar otros problemas. La piel seca es más difícil de corregir a largo plazo, de ahí que sea importante que el tratamiento de la piel seca en los pies se haga de forma regular.

Los mejores consejos para tener una piel más suave

Hay una serie de pasos sencillos que puedes seguir para evitar los pies secos y tener la piel suave:

• Hidrata tu piel a diario.

• Lleva zapatos que transpiren, pero si llevas sandalias y hace mucho calor recuerda que el polvo y el calor resecan la piel. Por eso debes hidratarla y limpiarla al final del día.

• Elige calcetines suaves y cómodos sobre todo si tienes los pies sensibles.

• Bebe mucha agua para mantener tu piel hidratada e intenta aumentar la cantidad de ácidos grasos esenciales.

• Cambia los jabones duros por un producto diseñado específicamente para los pies como el Baño para Pies Velvet Smooth.

• Cuando te hayas lavado los pies puedes hidratarlos con el Sérum Intenso Velvet Smooth. Asimismo, usa cremas que contienen vitaminas A y E y omega 6, o bien recurre a un tratamiento de noche como la Máscara de Noche Velvet Smooth. Ésta le dará a tu piel una mayor posibilidad de hidratación y un aspecto más suave y estético.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}