Cómo aliviar el dolor de pies por estar parado

Cómo aliviar el dolor de pies por estar parado

Quienes se dedican a trabajos como el de personal sanitario, profesores, cajeros, vendedores o camareros son propensos a sufrir dolores en los pies porque pasan gran parte del día parados o andando de un lado para otro. Cuando se pasa mucho tiempo así es normal que las rodillas, las piernas y los pies empiecen a sentirse pesados y adoloridos, pues sufren una sobrecarga. Seguro que muchas personas que tienen este ritmo de vida se preguntan cómo aliviar el dolor de pies por estar parado y así evitar la fatiga. Si al terminar el día te identificas con lo que acabamos de explicar, presta atención a las siguientes líneas en las que encontrarás maneras de aliviar el dolor de pies por estar de pie.

Consejos para reducir el dolor de pies por estar parado

Cuando hay que pasar toda una jornada de pie porque el trabajo lo requiere, es necesario conocer ciertos hábitos que ayudarán a cuidar y a reducir el dolor de pies por estar parado tantas horas.

Usar calzado anatómico, cómodo y que amortigüe

Uno de los puntos esenciales para tratar bien los pies es usar zapatos adecuados a nuestras necesidades. Es por este motivo que conviene usar un calzado que sea anatómico para que se ajuste perfectamente al pie, que amortigüe cada pisada y que aporte sensación de comodidad. De esta forma, el cuerpo no se sobrecargará tanto, empezando por los propios pies, pero también se notará alivio en piernas, rodillas, cadera y espalda.

Utilizar plantillas de uso profesional

Ponerse las plantillas de gel para uso profesional es una de las mejores opciones para convertir cualquier calzado en uno perfecto para cuidar de los pies, incluso en largas jornadas de trabajo.

Por ejemplo, las plantillas de uso profesional para mujer Scholl GelActiv, así como las plantillas de uso profesional para hombres Scholl GelActiv, han sido desarrolladas con forma ergonómica y con un gel especial para amortiguar y absorber los impactos de las pisadas de forma efectiva durante las 24h. Esta tecnología ayuda a reducir la presión excesiva en los pies y, por tanto, son plantillas ideales para disminuir las molestias en el día a día, algo perfecto para quienes están de pie durante largas horas. Con ellas se puede conseguir comodidad durante toda la jornada y, además, se puede terminar el día con los pies secos y sin malos olores, gracias al tejido transpirable de estas plantillas.

plantillas de gel profesionales Scholl

Descubre nuestra gama de plantillas

Cambiar con frecuencia la posición de los pies

Otra recomendación para disminuir el dolor en los pies por estar mucho tiempo parado es cambiar la posición de los pies con frecuencia. Aunque se trabaje detrás de una barra, frente a una plancha o atendiendo en una caja hay que mover los pies todo el tiempo posible para ir cambiando el peso de zona y no sobrecargarse. Hay que evitar a toda costa quedarse en el mismo punto sin apenas levantar los pies y arrastrarlos al andar.

Hacer breves descansos

Por último, es muy importante tener en cuenta que aunque el trabajo demande estar de pie durante horas, hay que parar unos pocos minutos de vez en cuando para reposar, sentarse un momento y elevar los pies y las piernas. Los descansos breves a lo largo del día son necesarios, pues el cuerpo y la mente reposan un momento y, así, es más fácil sentirse bien y ser más productivo.

Cómo aliviar el dolor de pies por estar de pie

Aparte de tener buenos hábitos durante la jornada, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones para aliviar el dolor de pies por estar de pie al llegar a casa.

Descalzarse al llegar a casa

Lo primero que hay que hacer al acabar el día una vez en casa es quitarse el calzado y los calcetines o las medias para quitar la presión en la zona. Conviene andar un rato descalzo y luego ponerse unas zapatillas cómodas. Este también es un buen momento para hacer algunos ejercicios de estiramientos para los pies, como rodar una pelota pequeña por la planta del pie.

Baño de pies

Hacerse un baño de pies con agua tibia o usar dos recipientes, uno con agua fría y otro con caliente, para hacer un tratamiento de contraste es también muy recomendable para aliviar las molestias acumuladas durante la jornada. Esto ayudará a mejorar la circulación y relajar la zona.

Masaje en los pies

Si al terminar el día los pies están doloridos y sobrecargados, otra buena práctica se hacerse una masaje de pies. Es algo muy sencillo, que aporta relajación y que se puede aprovechar para estirar los músculos y tendones de la zona, así como para hidratar la piel de los pies, la cual tiende a resecarse con facilidad. Para ello, conviene usar un producto específico, como la crema para pies con piel extra seca de Scholl, que se extiende y absorbe fácilmente hidratando profundamente la piel y permitiendo realizar un masaje de lo más relajante.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}