Cómo aliviar el dolor de espalda baja

Cómo aliviar el dolor de espalda baja

La lumbalgia, también conocida comúnmente como lumbago, es una afección que se caracteriza por provocar dolor en la parte inferior de la espalda, aunque también pueden aparecer otros síntomas como debilidad y dolor en las extremidades inferiores o sensación de adormecimiento que a veces llega hasta los pies. Entre las causas más comunes de esta condición, encontramos las sobrecargas musculares en la zona, la degeneración de los discos vertebrales, la ciática y la hernia discal, las cuales hacen más difícil quitar el dolor de espalda baja al tratarse esta de una molestia secundaria.

Debido a la variedad de razones por las que puede aparecer, el lumbago está considerado una afección frecuente entre la población. Sin embargo, esto no quiere decir que no sea importante buscar el tratamiento más adecuado para aliviar el dolor de espalda baja. Por ello, a continuación, en el siguiente artículo te daremos una serie de recomendaciones para aliviar el lumbago.

aliviar lumbago_ Scholl

Qué hacer en casa para aliviar el dolor de espalda baja

Como hemos indicado, aunque el dolor de espalda baja está considerado como una condición común, es importante que, en el momento que estemos sintiendo estas molestias, tomemos ciertas medidas para reducirlas y aliviar la lumbalgia. Para ello, a continuación, te explicaremos qué hacer en casa para quitar el dolor de espalda baja:

  • Aplica frío: si la lesión es reciente y especialmente cuando se produce de forma brusca por un sobreesfuerzo, es recomendable aplicar frío sobre la zona dañada durante las primeras 48 horas para ayudar a aliviar el dolor y a bajar la inflamación.

  • Aplica calor: en cambio, si llevas días con molestias es preferible aplicar compresas calientes sobre la espalda baja para disminuir la tensión de la zona y reducir el dolor. Aplícalas durante media hora en la zona afectada para notar sus efectos.

  • Evita coger objetos pesados y /o realizar sobreesfuerzo: este tipo de actos solo incrementan el dolor lumbar y complican la afección, por lo que están totalmente desaconsejados. En el caso de que tengas que hacerlo, existen ciertas posturas y movimientos que te pueden ayudar a reducir la carga en la espalda baja. Además de ello, si en algún momento tienes que agacharte, hazlo flexionando las rodillas mientras mantienes la espalda recta. Si tus tareas diarias ameritan cargar peso o agacharte de manera frecuente, consulta al especialista para que te recomiende una faja lumbar que ayude a reducir la tensión en esta zona. 

  • Procura mantener buena postura a la hora de dormir: dormir en posición fetal puede ayudar a sentir menos molestias por la noche en la espalda baja. Si el dolor es muy intenso, puedes poner una almohada entre las piernas o en los pies para que queden más altos y, así, relajar los músculos de las lumbares y aliviar el dolor del lumbago. 

  • Haz reposo: es fundamental reposar la musculatura con el fin de aliviar el dolor de espalda baja. Por ello, trata de mantener una buena postura, ya sea tumbado o sentado, y descansar unos días.

Consejos para evitar el lumbago

Además de saber cómo aliviar el dolor en la espalda baja, también es importante que aprendamos a prevenir esta condición. Una de las medidas para evitar el lumbago es el uso de plantillas de gel en el día a día, ya que es un producto que nos ayuda a reducir la tensión en la parte inferior de la espalda o zona lumbar provocada por el impacto que se produce cuando caminamos. Esto se debe a que las plantillas ofrecen un buen apoyo a los pies, de manera que equilibran el peso de nuestro cuerpo y evitan que ciertas zonas se sobrecarguen, como es el caso de la espalda.

Además del uso diario de unas plantillas, también es recomendable que tengas en cuenta los siguientes consejos si quieres prevenir el lumbago:

  • Usa un calzado adecuado: no utilices ni zapatos que sean demasiado planos ni con un tacón excesivamente alto. Un calzado inadecuado puede aumentar el impacto en nuestros pies y en consecuencia, en la espalda.

  • Controla tu peso: el exceso de peso también puede aumentar el riesgo de que aparezcan dolores en la espalda baja, ya que fomenta la sobrecarga en dicha zona del cuerpo.

  • No cojas mucho peso: por el mismo motivo que el anterior, es preferible que no cojas objetos de mucho peso. En caso de tener que hacerlo, recuerda flexionar las rodillas para no dañarte la espalda.

  • Realiza ejercicios específicos para la musculatura de la espalda: algunos deportes, como el yoga o el pilates, son muy adecuados para prevenir el dolor de espalda baja o lumbago, ya que nos obligan a adoptar poco a poco una postura más adecuada para nuestro cuerpo.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}