Combatir los pies secos

Combatir los pies secos

Cuando las temperaturas caen y el aire se seca, nuestra piel suele ser la que más sufre. Con este post queremos concienciarte de los efectos del frío sobre tu piel y darte algunos trucos para los pies secos con el fin de conseguir que tu piel esté suave y brillante durante todo el año. 

Protege tu piel de los pies secos

Aunque la cara suele llevarse la peor parte de las bajas temperaturas invernales, lo cierto es que los pies no son inmunes al frío. Y es que este tipo de tiempo provoca que los aceites naturales de la piel acaben evaporándose. No olvides que de manera natural nuestros pies son más secos que otras zonas de nuestro cuerpo, una característica que los hace más indefensos durante los meses de frío.

Para no tener los pies secos procura usar una crema para pies todas las mañanas con el objetivo de mantenerlos hidratados. Su fórmula no grasa hace que sea fácil de absorber y muy recomendable para presumir de unos pies suaves durante todo el día. 

Combate las durezas

Si eres de los que sufren las durezas y los callos en los talones, no te empeñes en ocultar tus pies con calcetines gruesos o botas de invierno pensando en que podrás solucionar el problema en primavera. La mezcla del frío y la calefacción juegan en contra de nuestros pies provocando que los callos y las durezas se deshidraten aún más. En el peor de los casos, los pies secos pueden terminar provocando la aparición de talones agrietados, un problema especialmente incómodo y doloroso. Para prevenir que esto ocurra elimina las durezas de los pies con una lima específica para ello. La Lima electrónica Velvet Smoot con cristales de diamante es ideal para eliminar las durezas rápidamente gracias a su cabezal micro-abrasivo.

Sigue una rutina por la noche

¿No tienes tiempo para cuidarte los pies por las mañanas? No pasa nada, porque las noches pueden ser idóneas para combatir los efectos del invierno en la piel y tratar los pies secos. Incluso si no lo están siempre, es bueno que sigas una rutina regular para el cuidado de tus pies (eliminar este enlace) y así  mantener la piel seca a raya.

Lo primero que te recomendamos es que te relajes y limpies tus pies. Puedes complementar esta rutina con una crema hidratante y dormir con calcetines. No solamente para protegerte del frío sino también para ayudar a que la humedad penetre de una manera más profunda sobre tus pies. Recuerda que llevar calcetines es importante.
Siguiendo todos estos pasos no hay duda de que conseguirás levantarte todas las mañanas con la suavidad en tus pies y preparados para encarar el día. ¡Dile adiós a los pies secos!

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}