Consejos para combatir los talones agrietados

Consejos para combatir los talones agrietados

Sabiendo que los talones agrietados representan un problema muy común en la mayoría de las personas, no hay duda de que cuanto antes lo identifiquemos antes podremos encontrar la solución más adecuada.

Cómo identificarlos

Los talones agrietados surgen cuando tenemos los pies secos, momento en el cual la piel se vuelve tan dura que los pies empiezan a desgarrarse por culpa de una pérdida de hidratación y elasticidad. Es entonces cuando el estrés hace que las grietas pequeñas crezcan, una sensación mayor cuando sometemos a los pies a una fuerte presión y unos movimientos bruscos. Y esto es lo que suele explicar la aparición de las temidas fisuras que se extienden de manera profunda en las capas de la piel. Por otra parte, los talones agrietados pueden surgir como consecuencia de aquellos cortes y rasguños en la piel que no han cicatrizado correctamente.

Causas que provocan los talones agrietados

El primer paso para combatir los talones agrietados consiste en evitar las causas que los provocan. Porque pese a que no siempre podemos prevenir cortes y arañazos, existen una serie de acciones que podemos llevar a cabo para no tener los pies secos.

Cambio de temporada

Los talones agrietados están asociados normalmente con los meses de invierno. Esto se debe a que el tiempo frío y seco propio de esta época del año reduce la hidratación de los pies y del cuerpo.

Baños

Darse un baño prolongado con agua caliente también puede acabar con los aceites naturales de la piel, unos elementos que son esenciales para preservar la hidratación corporal y para prevenir la aparición de los pies secos y los talones agrietados. Por eso en estos casos es más recomendable optar por la ducha en lugar del baño, pero siempre sin excederse con los minutos. Asimismo, acuérdate de no frotar tus pies cuando estén ya secos (haciendo esto también eliminas los aceites) y de hidratarlos con la Crema Talones Agrietados con Active Repair K+.

Jabones duros

Del mismo modo que el agua caliente, los jabones pueden eliminar los aceites esenciales de tu piel, más si cabe cuando caemos en el error de frotar con fuerza los pies mientras usamos jabones duros para terminar con el olor provocado por el  sudor en los pies. Sin embargo, los talones agrietados no serán un problema si cuidas tus pies regularmente y con los productos más adecuados.

Cómo cuidarlos

Si llevas un tiempo sufriendo los inconvenientes de los talones agrietados nuestro consejo es que uses la Crema Talones Agrietados con Active Repair K+ antes mencionada. Úsala dos veces al día sobre tu piel seca (cuando esté limpia) y ya verás cómo las mejoras serán visibles en unos tres días. Pero no olvides que es importante empezar el cuidado lo antes posible, pues los talones agrietados pueden ser muy dolorosos con el tiempo. Si te has decidido a usar nuestra crema debes saber que en ningún caso puede usarse si tu talón está inflamado, infectado o sangrando, ya que en esta situación debe ser el especialista médico quien te ayude a solucionar los inconvenientes. Y si por casualidad la irritación se produce mientras usas la crema, lo más recomendable es que dejes de usarla inmediatamente. Cuando creas que tienes los talones agrietados lee nuestros consejos y aplícalos para lograr un perfecto cuidado de los pies.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}