Cómo eliminar el mal olor en los pies

Cómo eliminar el mal olor en los pies

Nuestros pies pasan la mayor parte del día cubiertos, esto, junto a otros factores que mencionaremos más adelante, puede ocasionar un incremento en la sudoración y humedad en esta zona. Esta humedad favorece la proliferación de bacterias y hongos que, al descomponerse, producen el mal olor en los pies.

Así, la sudoración excesiva puede producir mal olor en los pies, lo que puede provocar una situación incómoda e incluso vergonzosa para quien lo padece, especialmente en lugares en los que se tenga que descalzar.

Esta condición es muy frecuente y se estima que 45% de la población la sufre. Para eliminar el mal olor en los pies es necesario controlar la acumulación de humedad y tomar ciertas medidas para garantizar la higiene de esta zona.

¿Quieres saber más? Sigue leyendo y descubre cómo controlar este problema de principio a fin.  

¿Por qué los pies huelen mal?

Como hemos detallado anteriormente, el incremento de la sudoración y la humedad en la zona del pie favorecen la proliferación de bacterias y hongos que causan mal olor al descomponerse. No obstante, existen otros motivos por los cuales se ocasiona el mal olor en los pies.

Desajustes hormonales

Los cambios hormonales pueden provocar un exceso de sudor e incluso que el olor de este sea más fuerte de lo habitual, una condición frecuente durante períodos como la adolescencia.

En estos casos, en lo que respecta a la parte de los pies, la excesiva sudoración se acumula con facilidad en los calcetines y el calzado, produciendo una humedad casi constante y problemas de olor.

Calzado inadecuado

El tipo de calzado que se usa también tiene mucho que ver con el olor en los pies. Es importante que los zapatos y los calcetines que usemos dejen transpirar bien la piel del pie pues, de lo contrario, la humedad y el olor se acumulan en la zona.

Los zapatos de plástico o elaborados con materiales de poca calidad tienden a impedir una adecuada ventilación en la zona, aumentando la posibilidad de que los pies suden más.

Higiene inadecuada

Una mala higiene de los pies provoca la acumulación de bacterias, lo cual produce malos olores, pero, además, puede fomentar la aparición de otros problemas, como el pie de atleta.

Seguir medidas básicas como lavar bien los pies diariamente y cambiar los calcetines cada día, es esencial para garantizar un buen cuidado de la zona.

No secar bien los pies

Al salir de la ducha o de una piscina, a veces, cometemos un gran error: no secar bien la zona de los pies. La acumulación de humedad puede provocar más calor y sudor en los pies, la proliferación de bacterias y hongos y, por tanto, el mal olor.

Malos hábitos alimenticios y de consumo

La alimentación influye en nuestro organismo y es que existen ciertos alimentos que favorecen el mal olor a través de la sudoración. La cebolla, el ajo, algunas especias y alimentos muy grasos son un ejemplo de ello. Lo mismo ocurre con la ingesta habitual de alcohol y tabaco, pues pueden aumentar esa sudoración y, por tanto, ese mal olor con el que no nos sentimos cómodos.

Medicamentos

A pesar de que no es tan común, existen ciertos medicamentos, como algunos antidepresivos, que pueden acentuar ese mal olor. Esto tiene que ver también con los cambios hormonales que producen algunos fármacos, por lo que conviene que lo consultes con el especialista si te preocupa y te afecta el mal olor en los pies.

Cómo quitar el mal olor en los pies

Para eliminar el mal olor en los pies es importante atacar de raíz la humedad de la zona, que es precisamente lo que causa el mal olor. Por suerte, existen varios métodos para controlar la humedad de los pies y evitar este problema:

Usa un desodorante para pies a diario

Usar un desodorante para pies diariamente es una de las grandes recomendaciones para evitar el mal olor en los pies. Una buena opción es Scholl Fresh Step Frescor Duradero ya que elimina de forma instantánea el mal olor, reduce la humedad con su acción secante, aporta frescor al instante y mantiene los pies protegidos durante 24 horas gracias a su acción anti-transpirante.

Además, al ser un spray, es muy fácil de usar en cualquier momento.

desodorante Scholl frescor duradero

Cómpralo ahora

Utiliza desodorante para calzado en tus zapatos antes de usarlos

Aparte del desodorante que puedes poner en los pies, existen productos desodorantes para poner en el calzado, como Scholl Fresh Step Polvos 2 en 1 para Pies y Calzado.

Se trata de un producto en polvo que puedes usar tanto en los zapatos como en los pies, que absorbe la humedad controlando la proliferación de bacterias, mantiene los pies secos por 24h gracias a su acción anti-transpirante y, así, protege los pies de la humead y los malos olores. Por ello, está especialmente recomendado para usar en cualquier tipo de calzado, incluyendo el deportivo.

polvo desodorante para pies_Scholl

Cómpralo ahora

Cuidado de la higiene del pie

Mantener una correcta higiene de los pies es fundamental para evitar y eliminar los malos olores. Por ello, resulta imprescindible lavar bien los pies al terminar el día, prestando especial atención entre los dedos, una zona en la que suele acumularse la humedad y donde proliferan con mayor frecuencia los hongos en los pies.

Recuerda además que debes secar muy bien la zona para evitar la acumulación de humedad.

Cuidado con los calcetines

Al igual que pasa con otras prendas de ropa, los calcetines deben ser cambiados a diario. A lo largo del día, además de suciedad, los calcetines retienen el sudor, por lo que es recomendable cambiarlos al llegar a casa. Asimismo, también es importante usar calcetines transpirables para que no haya una acumulación excesiva de sudor en la zona.

Usa un buen calzado

El calzado también es importante para evitar la sudoración excesiva de la zona del pie. Escoge materiales que permiten la transpiración como, por ejemplo, el cuero o la tela. Asimismo, es importante airear a diario los zapatos después de haberlos llevado puestos todo el día y alternarlos para que los mismos puedan ventilar correctamente.

Usa chanclas en vestuarios, duchas y piscinas públicas

Esta recomendación es de suma importancia porque así se previenen los hongos y otras infecciones que, además, pueden provocar el mal olor en los pies. También ten en cuenta que si eres asiduo las piscinas públicas y los campings, no debes olvidar llevar tus chanclas al usar las duchas comunitarias.

Eliminar el mal olor en los pies es posible si sigues de cerca estas recomendaciones y utilizas los productos adecuados para controlar este problema y mantenerlo a raya.

 

Fuentes:

  • Footcare Issues, Incidence & Treatment Rates. Harris Interactive. Global Report: March 2018. 

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}