Cómo evitar los callos en los pies

Cómo evitar los callos en los pies

Los callos son un problema más común de lo que puede parecer, y es que más de un 35% de los españoles tiene callosidades en los pies[1]. Los callos en los pies se pueden definir como unas protuberancias que se caracterizan por contener piel endurecida y de tacto escamoso y que generalmente aparecen en esta zona debido a una presión excesiva. Aunque estos pequeños bultos no suelen representar un problema grave de salud, es importante que tomemos algunas precauciones para no padecerlos. Pero ¿cómo evitar los callos en los pies?

Si quieres saber cómo prevenir callos en los pies, te recomendamos que sigas leyendo este artículo donde te daremos una serie de consejos para que puedas mantener esta zona del cuerpo libre de este tipo de afecciones epidérmicas.

¿Qué son los callos y por qué aparecen en los pies?

Los callos son una afección epidérmica que consiste en la aparición de pequeños bultos en algunas partes de nuestros pies, especialmente en las puntas y los costados de los dedos. Además, estas protuberancias también se distinguen por otros síntomas como:

  • Resequedad o piel cerosa alrededor del bulto

  • Endurecimiento e inflamación justo en el centro del callo

  • Sensibilidad o dolor en la zona, especialmente cuando presionas en la dermis afectada

La principal causa de la aparición de callos en los pies es la constante presión y fricción que se ejerce en esta zona debido a algunas acciones que repetimos de forma diaria, como pueden ser las siguientes:

  • Uso de calzado inadecuado para nuestro pie: un zapato ajustado o que tenga un tacón demasiado alto puede apretar el pie. También puede suceder si el calzado nos queda grande o si el pie se frota constantemente contra una textura dentro del zapato.

  • No utilizar calcetines: esta prenda puede prevenir callos en los pies, ya que su falta de uso aumenta la fricción que se genera en los pies.

Además de estas causas, existen algunos factores que aumentan el riesgo de padecer este problema, como tener juanetes, dedo del pie en martillo u otras condiciones en el pie, como los osteofitos.

Claves para prevenir los callos en los pies

Como hemos indicado, la principal causa de la aparición de estas protuberancias es la presión constante en el pie, por lo si queremos prevenir los callos en los pies tendríamos que tomar algunas medidas que nos ayuden a reducir esa fricción. Por tanto, a continuación, te explicaremos cómo evitar los callos en los pies con las siguientes recomendaciones:

  1. Usa calzado cómodo para los dedos de los pies: unos zapatos que dejen espacio en la zona de los dedos puede ayudar a reducir la presión en la zona. Si todos tus zapatos son demasiado ajustados, puedes pedirle a un zapatero que te los estire.

  2. Utiliza recubrimientos que protejan tu pie: en el mercado existen diferentes opciones para proteger la zona sensible y evitar los roces, como los parches para callos de Scholl, que proporcionan un alivio inmediato a las molestias. También puedes probar separadores de dedos para dejar más espacio en ellos.

  3. Escoge un calzado con material cómodo: los compuestos orgánicos evitan la formación de estas protuberancias, por lo que la elección de un calzado de material adecuado podría ser la solución.

  4. Utiliza calcetines fabricados con materiales suaves: es recomendable que tus medias o calcetines sean lisos (es decir, sin ningún diseño) y que no contengan costuras muy gruesas, ya que los acabados de este tipo de calcetines pueden aumentar el roce entre los dedos de los pies y provocar durezas.

Si finalmente te ha aparecido un callo en los pies, es recomendable aplicar un tratamiento tópico para eliminarlo y reducir las molestias que ocasiona. Para ello, consulta primero con tu médico o especialista.

Tratamiento para los callos en los pies

Es importante seguir los anteriores consejos para evitar los callos en los pies, pero si aún así aparecen, aunque no se trate de un problema grave de salud, es recomendable que utilicemos algún tratamiento para evitar las molestias que pueden ocasionar.

Para reducir el dolor provocado por el roce, podemos utilizar el protector de dedos de Scholl, que ayuda a aliviar el dolor, la presión y el roce ocasionados por esta condición. Sin embargo, además de este tipo de producto, es recomendable que también apliquemos adicionalmente un producto especial para eliminar los callos. En la farmacia encontrarás diversas alternativas para combatir este problema, como el  tratamiento para callos de Scholl, indicado para callos encima de los dedos y ojos de gallo, con resultados visibles en 5 días.  

eliminar los callos_Scholl

Cumple con la normativa de productos sanitarios. 

Cómpralo ahora

Consulta a tu farmacéutico para más información y recuerda que si padeces de diabetes o problemas circulatorios es imprescindible que consultes a tu médico antes de aplicar cualquier tratamiento tópico en tus pies.

Para eliminar los callos que ya se han formado en los pies no es recomendable que utilicemos bajo ningún concepto remedios caseros como limas o cortaúñas, ya que este tipo de productos pueden dañar la piel y, como consecuencia, agravar el problema provocando una infección.

Si quieres eliminar esta afección del pie, lo adecuado es recurrir a un tratamiento profesional o consultar a un profesional sanitario para encontrar una alternativa de aplicación segura y que dé resultados eficaces.

 

[1] Footcare Issues, Incidence & Treatment Rates. Harris Interactive. Global Report, March 2018

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}