Cómo tener unos pies bonitos

Como tener unos pies bonitos

Cuando las temperaturas suben empezamos a usar sandalias y chanclas y a hacer actividades con los pies descalzos. Al empezar estos meses del año en los que tenemos los pies más descubiertos, nos preguntamos cómo tener unos pies bonitos. Tanto si los has cuidado a lo largo de todo el año como si necesitas un tratamiento intensivo, sigue leyendo porque a continuación te explicamos cómo cuidar los pies para que luzcan siempre hermosos.

Comienza por cuidar la higiene de tus pies

Si te preguntas cómo cuidar los pies, el primer paso es la higiene diaria. Esta es de gran importancia para lucir unos pies, no solo bonitos, sino también sanos, ya que previene la aparición de patologías como las infecciones. La higiene incluye estos aspectos: 

  • Mantener las uñas cortas haciendo un corte recto y limando las esquinas para evitar problemas como las uñas encarnadas.

  • Para conseguir una buena limpieza basta con ducharnos todos los días con un jabón neutro y secarnos con una toalla suave, prestando especial atención a los espacios entre los dedos.

  • Tienes que proteger tus pies si acudes a piscinas públicas, duchas o vestuarios, ya que son lugares en los que podrías contraer hongos en las uñas, pie de atleta o verrugas en los pies. Por ello se recomienda usar siempre chanclas o zapatos de agua en estos espacios, secar bien los pies y nunca compartir objetos como toallas, calzado o calcetines.

  • Si lo necesitas, usa un desodorante para controlar la sudoración y el mal olor. El desodorante Fresh Step Frescor Duradero de Scholl, con la fórmula Tri-Active, prolonga su efecto durante 24 horas. Elimina el mal olor al instante y proporciona una agradable sensación de frescor, ya que reduce la humedad gracias a su acción secante.

Mantén unos pies bonitos con una buena pedicura casera

Si lo que más te interesa es saber cómo tener unos pies hermosos, no puedes olvidarte de la pedicura. Este es un aspecto básico para cuidar la salud y la estética de los pies.

Comienza con un baño de pies, continúa con la exfoliación y la eliminación de las durezas para hacer una buena pedicura casera y aplícate una buena hidratación específica para esta zona al terminar. Además, puedes decidir pintarte las uñas o no, pero en cualquier caso cuídalas bien para que tengan un aspecto limpio y sano.

¿Quieres conocer todos los trucos para un resultado ideal? Entonces te invitamos a consultar nuestro artículo Cómo hacer la pedicura en casa paso a paso.

No te olvides de exfoliarlos e hidratarlos con frecuencia

Un plan de exfoliación e hidratación continuo durante todo el año previene la formación de las durezas y los talones agrietados que van a comprometer la estética y la belleza de tus pies. Para evitar estos problemas es esencial eliminar las células muertas y mantener la hidratación. Aquí te damos unos consejos para lograrlo:

  • Puedes usar la lima electrónica de Scholl, que tiene doble efecto de eliminación de durezas y de exfoliación de la piel seca. Además, cuenta con la ventaja de que se puede usar con la piel húmeda o seca, está diseñada ergonómicamente para mejorar el agarre y el manejo y dispone de dos velocidades para que puedas ajustar su uso a las condiciones de tu piel. Tras pasar la lima consigues que la crema hidratante penetre mejor y, por lo tanto, sea más efectiva.

  • Para lograr una buena hidratación es importante nutrir la piel de la zona a diario. Puedes optar por la mascarilla nutritiva para pies de Scholl. Consiste en un calcetín elaborado con la tecnología Hydro-Restore, a base de aceite de macadamia, pantenol, manteca de karité y urea, proporciona una hidratación máxima y duradera con tan solo una única aplicación incluso en las capas más gruesas. Para lograrlo, esta mascarilla crea una barrera física, de forma que se previene la pérdida de agua, atrae y retiene la humedad en las capas secas externas de la piel y la suaviza.

  • Otra alternativa para mantener unos pies bonitos es la crema para durezas de Scholl, clínicamente probada. Con ácido salicílico y láctico, ofrece resultados visibles en tan solo siete días, además, la textura no es grasa, se absorbe rápido y no contiene perfume.

Elige el calzado adecuado para evitar durezas, callos y molestias

No olvides la importancia de elegir un calzado hecho con materiales flexibles, transpirables y de calidad que te ofrezca una amortiguación adecuada, de esta forma, evitarás roces que pueden desembocar en problemas como los callos o las durezas, que van a afectar a la estética de los pies. Así mismo, puedes utilizar unas plantillas para mejorar la amortiguación y, por lo tanto, la comodidad del calzado.

Parece obvio, pero asegúrate siempre de que los zapatos escogidos son de tu talla. Evita los que sean muy estrechos o con un tacón excesivo y cámbialos con frecuencia para evitar que las zonas sometidas a una mayor presión sean siempre las mismas.

¿Callos? Trátalos y olvídate de ellos

Los callos, sobre todo los que se localizan encima de los dedos, afectan la estética de los pies y pueden ser un impedimento para tener unos pies bonitos. Por suerte, no son imposibles de eliminar.

Es mejor que no pruebes con remedios caseros, ya que pueden ser arriesgados, y te recomendamos que optes por un producto farmacéutico. En tu farmacia podrás encontrar varias alternativas, como el Tratamiento para callos Express 2 en 1 de Scholl, que alivia el dolor y ofrece resultados visibles en 5 días, tratando callos encima de los dedos y en la planta del pie, pero no es adecuado para ojos de gallo ni callos neurovasculares. Además, ¡puedes usarlo para tratar varios callos de forma simple y rápida!

En verano, protege tus pies del sol y mejora su hidratación

Suelen pasarnos desapercibidos, pero lo cierto es que los pies, como cualquier otra parte del cuerpo, pueden sufrir los efectos de la exposición al sol y, para evitar daños, es imprescindible que les apliquemos una buena protección solar.

Además, no olvides reforzar la hidratación, ya que los pies se van a ver expuestos a los factores ambientales, el cloro de la piscina y la sal del mar, que dañan y resecan la piel.

Y recuerda acudir al podólogo si tienes molestias

Ahora que ya sabes cómo mantener unos pies bonitos, el último consejo es que no dudes en acudir a un profesional si sientes molestias en tus pies. Puede tratarse de alguna patología que, más allá de afectar a la estética, perjudique la salud de tus pies.

Recuerda que la salud es clave para tener unos pies bonitos y en perfecto estado.

Artículos relacionados

Cómo tener unos pies suaves

Los pies son una parte de nuestro cuerpo a la que no solemos prestar atención. Encerrados en los zapatos bu...

Aprende más

Cómo tener unos pies bonitos

Cuando las temperaturas suben empezamos a usar sandalias y chanclas y a hacer actividades con los pies desc...

Aprende más

Mascarilla para pies secos, ¡hidrátalos de nuevo!

Los pies constituyen una parte muy olvidada de nuestro cuerpo, pero al igual que cualquier otra zona, merec...

Aprende más
Artículos relacionados

Cómo tener unos pies suaves

Los pies son una parte de nuestro cuerpo a la que no solemos prestar atención. Encerrados en los zapatos bu...

Aprende más

Cómo tener unos pies bonitos

Cuando las temperaturas suben empezamos a usar sandalias y chanclas y a hacer actividades con los pies desc...

Aprende más

Mascarilla para pies secos, ¡hidrátalos de nuevo!

Los pies constituyen una parte muy olvidada de nuestro cuerpo, pero al igual que cualquier otra zona, merec...

Aprende más
Artículos relacionados