Consejos para evitar el dolor de rodillas

Consejos para evitar el dolor de rodillas

Cuidar las rodillas no es una cuestión menor pues se trata de una articulación que tiene un papel fundamental en la movilidad.

Además, está sometida a una considerable tensión, ya que sufre el impacto producido al caminar, a la vez que carga con el peso del tren superior del cuerpo. De ahí, la importancia de cuidarlas y de seguir los consejos para evitar el dolor de rodillas.

La forma en la que caminamos puede afectar nuestras rodillas

Aunque puede pasar desapercibido, existe un vínculo entre tu forma de andar, es decir, tu pisada, y las molestias en la rodilla. Se debe a la tensión que sufre esta articulación al andar.

Por tanto, condiciones vinculadas a los pies pueden ocasionar dolor de rodillas al andar. Diagnosticarlas, tratarlas y prevenirlas ayuda a evitar el dolor de rodillas.

Entre las condiciones asociadas a los pies que pueden causar dolor de rodillas encontramos:

Sufrir ciertas patologías en los pies

Son varias las alteraciones de los pies que pueden influir en la forma en la que caminamos y, por tanto, acabar ocasionando molestias en esta articulación. Algunas de ellas son:

  • Los juanetes, donde el hueso del dedo gordo se posiciona hacia el exterior.

  • Los dedos martillo, una malformación en la que los dedos adoptan forma de zeta.

  • La fascitis plantar, que es la inflamación del tejido de la planta del pie que une talón y dedos.

  • Anomalías como el pie cavo o el plano, las cuales también repercuten en el modo en el que pisamos.

Padecer de problemas en la pisada

Situaciones como las anteriores implican un mal apoyo del pie para evitar sentir dolor, lo que acaba por dañar otras articulaciones, como la rodilla, sometida a sobresfuerzo.

Además, otras condiciones como una pronación excesiva pueden también aumentar la tensión que ejercemos sobre las rodillas al andar, ocasionando molestias. Cuidar las rodillas pasa por conseguir una pisada correcta.

Tener alteraciones en la marcha

Además de los problemas mencionados, las dificultades al caminar tienen el mismo efecto sobre la rodilla. Por ejemplo, andar arrastrando los pies o los dedos, caminar con los pies apuntando excesivamente hacia afuera o sufrir cualquier lesión en las articulaciones o en algún punto de las piernas o los pies que afecta el modo en el que andamos, y pueden causarnos dolor de rodillas.

Solo con apoyar más un pie que otro ya se genera más presión en la rodilla con las consiguientes molestias.

como evitar el dolor de rodillas_Scholl

Cómo evitar el dolor de rodillas

El dolor de rodillas es un trastorno relativamente común que puede desencadenarse tan solo como consecuencia del desempeño de actividades cotidianas. Para cuidar las rodillas y evitar que sufran daños lo principal es la prevención.

Si te preguntas cómo prevenir el dolor de rodillas, ten en cuenta estos consejos:

Utiliza zapatos de calidad que amortigüen tu pisada

Para el uso diario y para practicar deporte, presta atención a tus zapatos. Son el primer paso para evitar el dolor de rodillas. El calzado más recomendable es aquel que ofrece un mejor apoyo para el pie, de forma que el peso se distribuye por toda su superficie, se amortigua el impacto al caminar, reduciendo, por tanto, la presión.

Por otra parte, el pie debe quedar bien sujeto, ya que un excesivo balanceo repercute directamente en la rodilla. Por otro lado, los tacones altos están desaconsejados.

Usa plantillas para aliviar el dolor de rodillas

Si sientes dolor de rodillas al andar, se aconseja el uso de plantillas.

Las plantillas Scholl In-Balance para aliviar el dolor de rodilla y talón están confeccionadas por expertos en biomecánica, se adaptan a todo tipo de calzado y pueden usarse a diario.

Absorben la tensión que provoca el impacto al andar sobre la parte inferior del cuerpo, ofrecen superficie de apoyo, de forma que el peso se reparte equilibradamente, reduciendo la presión y estabilizan la postura del pie para mantener la manera natural de caminar.

plantillas para dolor de rodillas_Scholl

Cómpralas ahora

Cumplen con la normativa de productos sanitarios

Estas plantillas biomecánicas de Scholl están indicadas para aliviar el dolor de rodillas causado por la tensión al anda y que puede empeorar tras períodos de actividad o después de un día entero de pie.

Realiza actividad física para fortalecer las rodillas

El ejercicio regular es esencial para mantener cuidadas y en buena forma las articulaciones. En el caso de la rodilla, se recomienda que la actividad física sea frecuente y moderada. Hay que evitar actividades que provocan impacto sobre esta articulación si se han sufrido lesiones de rodilla en el pasado.

Ejemplos de actividades aptas son caminar, nadar, pedalear o practicar ejercicios aeróbicos como el jumping, la elíptica o el patinaje. Si escoges practicar deportes de impacto para la rodilla, es fundamental un calzado adecuado y hacerlo con una intensidad moderada.

La mejor forma de prevenir lesiones es realizar un correcto calentamiento previo, sea cual sea el ejercicio a ejecutar. Si lo necesitas, utiliza rodilleras.

Controla tu peso

Tanto el sobrepeso como la obesidad implican que las rodillas deben soportar una carga mayor. De ello, pueden derivarse lesiones y molestias.

Seguir una alimentación saludable y evitar el sedentarismo practicando deporte de manera regular son las bases para mantener un peso ideal que no incremente los riesgos sobre las rodillas.

Mueve las piernas

Si no tienes más remedio que pasar horas sentado durante tu jornada laboral, cada poco tiempo asegúrate de mover las piernas. Si desempeñas tu tarea de pie, descansa y mueve las piernas regularmente.

Elige calzado ligero y que no pese demasiado

Además de las indicaciones ya señaladas con respecto al calzado ideal, es importante que optes por zapatos poco pesados.

Cuanto más peso alcancen, más esfuerzo se requiere al caminar y más peso cargan las rodillas cada vez que realizan el movimiento de levantar los pies. Los zapatos sencillos de materiales de calidad son la mejor elección.

Visita a un podólogo si tienes problemas de pisada

Cualquier alteración en los pies o en tu manera de caminar que no remite es motivo de consulta con el especialista. Patologías como juanetes o pie cavo mejoran si reciben el tratamiento adecuado. Es la mejor manera de evitar el dolor de rodillas.

Modera las actividades que pueden impactar en tus rodillas

Así como numerosos ejercicios son adecuados para mantener sana la rodilla, otras actividades producen un fuerte impacto en la misma, por ello, se desaconsejan.

Correr por la montaña o por cualquier terreno irregular o en cuesta, bajar un número elevado de escaleras o correr descalzo se encuentran entre los ejercicios a evitar para proteger las rodillas.

Visita al médico si tienes dolor de rodilla intenso o frecuente

Si tu dolor de rodilla no remite a pesar de seguir las recomendaciones, ha llegado la hora de acudir a un especialista. Este profesional es el indicado para descartar cualquier patología en la zona y establecer tanto el diagnóstico como el tratamiento adecuado.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}