Consejos para que no te huelan los pies

Consejos para que no te huelan los pies

El mal olor en los pies es una condición que suele generar cierta vergüenza, sin embargo, resulta más común de lo que pensamos. Se estima que el 45 % de la población sufre de mal olor en los pies.

Para evitar que te huelan los pies, lo primero es entender  las razones por las que se produce el mal olor en los mismos. La clave está en la acumulación de humedad, pues da lugar a la proliferación de bacterias y de hongos que, al descomponerse, originan el mal olor.

Las bacterias se alimentan de aceites y células muertas de la piel y eliminan unos productos de desecho que son los que despiden el mal olor. Por eso, los consejos para que no huelan los pies se centran en controlar el aumento de la humedad que se propicia por una sudoración excesiva o hiperhidrosis, la cual se ve agravada debido a que los pies son una zona pequeña que suele estar tapada y poco ventilada y en la que se concentran un elevado número de glándulas sudoríparas.

El mal olor corporal que suele asociarse a esta sudoración excesiva se denomina bromhidrosis. También influyen en este trastorno el uso de un calzado o unos calcetines inadecuados, un deficiente secado de los pies o una higiene inapropiada. A continuación, ofrecemos diversas recomendaciones para evitar el mal olor de pies efectivamente.

Recomendaciones para que no te huelan los pies

Higiene saludable

Lava tus pies a diario o, de ser necesario, varias veces al día, con una ducha o un baño y aplicando un jabón suave con agua templada. Incide bien entre los dedos tanto para limpiar como para secar, pues en esta zona suele acumularse más la humedad, lo que puede dar origen a problemas como los hongos en los pies.

Las uñas también deben mantenerse limpias y bien recortadas con la finalidad de prevenir otras condiciones, como los hongos en las uñas. Si tus pies sudan en exceso, utiliza jabones específicos que ofrezcan una actividad antibacteriana o polvos para eliminar este sudor.

La importancia de secarse los pies

Presta atención al secado de tus pies, no solo es importante que los seques con cuidado tras cada ducha, poniendo especial atención en las zonas entre los dedos, sino que es fundamental que no utilices calcetines ni zapatos que se encuentren mojados o húmedos, ya que constituyen un ambiente ideal para el crecimiento de las bacterias y de los hongos.

Para evitar que te huelan los pies, usa calcetines limpios y asegúrate de que tus zapatos están secos antes de volver a ponértelos, de allí la recomendación de intentar rotar el calzado para asegurarte que se seca bien antes de usarlo nuevamente.

Cambia de calzado y de calcetines

Este punto es en particular importante si disponemos de calzado deportivo específico que utilizamos para practicar ejercicio, ya que será más fácil que acumule sudor. Podemos contar con más de un par de zapatos para no tener que utilizar nunca el calzado mientras esté sudado. Además, es importante dejar que se aireen para evitar que proliferen las bacterias.

En algunos modelos, es posible extraer las plantillas y lavarlas con regularidad. También pueden cambiarse por unas nuevas y limpias o escogerlas con propiedades que ayuden a controlar este problema, como es el caso de las plantillas deportivas de Scholl, que eliminan el olor y absorben el sudor.

La misma recomendación aplica para los calcetines, que deben cambiarse a diario y no reutilizarse.

plantillas scholl

Descubre nuestra gama de plantillas

Deja que tus pies transpiren

Otro de los consejos para que no huelan los pies es comprar un calzado adecuado que permita que los pies se ventilen de forma apropiada, como es el caso de los modelos elaborados en piel o en tela. Huye de los materiales sintéticos que dificulten la evaporación del sudor y siempre que sea posible, airea los pies y utiliza en cada momento los zapatos que mejor se adapten al clima y a la actividad que vayas a realizar.

Utiliza un desodorante para tus pies

El desodorante para pies consigue eliminar el olor y proporciona una agradable sensación de frescor. El desodorante Scholl Step Frescor Duradero ofrece hasta 24 horas de protección gracias a su efecto antitranspirante. Además, elimina el olor al instante, reduce la humedad y tiene una acción secante.

Sin duda, un aliado básico para evitar el mal olor de pies y mantenerlos frescos.

 desodorante mal olor pies_Scholl

Cómpralo ahora

Usa también un desodorante para tus zapatos

Este consejo para que no huelan los pies puede aplicarse a todo tipo de zapatos, pero es especialmente importante para el calzado deportivo, sobre todo, el que se utiliza para el desempeño de actividades físicas intensas.

Scholl Fresh Step Polvos 2 en 1 para pies y calzado impide que se produzca mal olor, absorbe la humedad y consigue un efecto antitranspirante. Ofrece hasta 24 horas de protección al controlar la aparición de las bacterias que se vinculan al mal olor. Como su nombre indica, se recomienda su uso tanto sobre el calzado como en los propios pies. Aplicado en ambos ofrece una mayor protección.

 desodorante talco pies

Cómpralo ahora

Elige bien tus zapatos

Independientemente del modelo, lo que se aconseja es que sean de calidad y que estén confeccionados con piel suave y flexible, cuero o tejidos naturales como el algodón, ya que son los que permiten la transpiración y la absorción del sudor, manteniendo el pie a una temperatura adecuada.

Además, los zapatos no tienen que apretar el pie, ni por un tamaño insuficiente ni por unos cordones atados muy fuertemente. Deben resultarte cómodos y ser de tu talla. Se recomienda descartar materiales no transpirables como el plástico, la goma o los tejidos sintéticos, que aumentan la temperatura de los pies. Este tipo de zapatos no deberían usarse más que unas pocas horas. De esta manera, se reduce el calor y la humedad que se produce en los pies.

Escoge un calzado acorde con las condiciones climatológicas del momento. Por ejemplo, ante altas temperaturas, opta por las sandalias. Si los zapatos se mojan o se humedecen, cámbialos lo antes posible. Presta especial atención a las zapatillas deportivas y al calzado de trabajo, ya que no siempre están fabricados con materiales transpirables, y si te decantas por un calzado lavable, mucho mejor.

Por último, recuerda que hay que mantener los zapatos limpios tanto por dentro como por fuera.

Cambia cada día tus calcetines

Es recomendable que sean de algodón porque este material absorbe la humedad, también pueden utilizarse de lana o de hilo. Por este mismo motivo, conviene evitar las fibras sintéticas como el nailon.

Es adecuado sustituir los calcetines por unos limpios si los notas humedecidos o te sudan mucho los pies. En función de tus características y actividad, es posible que necesites cambiarlos más de una vez al día. Recuerda también que existen calcetines fabricados para realizar deporte que ayudan a reducir el sudor y el consiguiente olor.

Con estas recomendaciones para que no te huelan los pies podrás reducir esta molesta condición y mantenerlos sanos día a día.

 

Fuentes:

  • Footcare Issues, Incidence & Treatment Rates. Harris Interactive. Global Report: March 2018.

 

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}