Consejos para trabajar de pie y evitar molestias

Consejos para trabajar de pie y evitar molestias

Son muchas las personas que, por su trabajo, se ven obligadas a pasar un gran número de horas de pie. Estas condiciones laborales mantenidas día tras día tienen consecuencias sobre la salud, pudiendo causar cansancio en los pies y las piernas, formación de varices o incluso dolor en la zona lumbar.

Para reducir al mínimo el impacto, podemos seguir algunos consejos para trabajar de pie que ayuden a evitar molestias y cuidar la salud de nuestros pies y piernas.

Sigue leyendo y descubre qué tener en cuenta para que tu rutina de pie sea más llevadera.

Recomendaciones para trabajar de pie y reducir las molestias

No es posible modificar el número de horas en las que se permanece de pie durante la jornada laboral, pero sí se pueden seguir una serie de consejos para trabajar de pie que eviten y reduzcan molestias asociadas a esta postura durante largos períodos.

Usa el calzado adecuado

Utilizar siempre un calzado adecuado, cómodo, de punta redondeada, transpirable, de la talla correcta y que ofrezca buena sujeción y una amortiguación óptima. Están desaconsejados los tacones de más de 5 cm pues pueden ocasionar dolor en la planta del pie y molestias. Si debes utilizar zapatos tan altos, entonces hazlo con unas plantillas para tacones muy altos que ayuden a aportar una mayor comodidad.

También importante alternar y sustituir los zapatos periódicamente. Un calzado desgastado afecta a la pisada y el resultado son molestias.

Utiliza plantillas profesionales para más comodidad

Pasar la jornada entera de pie o caminando de un lado a otro puede hacer que tus pies se cansen fácilmente, por eso además de zapatos cómodos es oportuno que uses plantillas profesionales que te aporten un extra de comodidad.

Las plantillas profesionales Scholl GelActiv, están elaboradas con la tecnología GelActiv, cuentan con un gel integrado en una plantilla diseñada ergonómicamente.

Absorben efectivamente los impactos y ayudan a reducir la presión excesiva a la que están sometidos los pies de las personas que están de pie durante largos periodos de tiempo. Además, proporcionan hasta 24 horas de confort.

plantillas para trabajar  mujer scholl

Cómpralas ahora

Estas plantillas son adecuadas para el uso diario, gracias a su tejido transpirable, absorben el sudor y evitan el olor y pueden utilizarse durante seis meses seguidos antes de cambiarlas.

plantillas para trabajar hombre scholl

Cómpralas ahora

Cambia la postura siempre que puedas

Cuando se trabajan muchas horas de pie, lo ideal sería sentarse de vez en cuando, pero, si las características del trabajo lo impiden, es recomendable entonces caminar un poco ¡ de forma que el movimiento de las piernas active la circulación sanguínea en las extremidades inferiores.

En el mismo sitio, se puede oscilar el peso entre la punta del pie y el talón durante varios minutos. Agacharse y levantarse varias veces es otra opción para moverse y activar la circulación.

Cuidar la postura adoptada al permanecer de pie también es importante. Entre los consejos para trabajar parado, destaca colocar la mesa de trabajo a la altura de los codos y mantener las piernas algo separadas. Si hay que levantar peso, lo ideal es hacerlo con las rodillas dobladas y la columna recta, sosteniendo la carga con toda la palma de la mano.

Usa medias de compresión

Escoger medias de compresión para mejorar la circulación de la sangre en las piernas es también una alternativa para trabajar de pie y reducir las molestias. Estas medias funcionan ejerciendo una ligera presión que propicia que la sangre fluya hacia arriba. De esta forma, se previenen las molestias en las piernas y la formación de varices.

Viste con ropa cómoda

Para evitar el dolor en las piernas y los pies por trabajar parado, es básico que las prendas de ropa escogidas no aprieten y favorezcan la correcta circulación de la sangre. Evita pantalones, calcetines y zapatos ajustados y opta por ropa cómoda que ayude a hacer la jornada más liviana.

Practica pequeños ejercicios durante los descansos

Practicar ejercicios y estiramientos fuera del horario laboral es otra de las recomendaciones para trabajar de pie.

Un buen ejercicio consiste en pasar toda la planta del pie por una pelota colocada en el suelo, con movimientos suaves hacia adelante y hacia atrás. Se practica unos minutos con cada pie, con esto, se consigue eliminar la tensión acumulada y relajar la musculatura.

Puedes además estirar los dedos del pie y la planta del mismo para activar los músculos de la zona efectivamente.

Además, es aconsejable controlar el peso, ya que la obesidad es un factor de riesgo tanto para padecer este tipo de problemas como para agravarlos.

Descansa las piernas y pies en casa

En casa, descansar tus piernas y tus pies es fundamental para reducir las molestias. Estos son algunos consejos para conseguirlo:

  • Relajar los pies elevándolos a mayor altura que el corazón, con la ayuda de un cojín, y mantenerlos elevados durante 10 minutos aproximadamente.

  • También puedes remojar tus pies en un recipiente con agua templada y sal gruesa o alguna sal específica para este tipo de baños, cubriendo por completo los pies durante unos diez minutos para proporcionar alivio y relajación.

  • Alternar la ducha caliente y fría en los pies y las piernas, dibujando círculos ascendentes, consigue activar la circulación de la sangre.

  • Por último, un masaje siempre es una buena opción para unos pies y piernas cansados y va a contribuir a restablecer el correcto flujo sanguíneo en toda la zona. Puede hacerse directamente o escoger una crema hidratante o un aceite suavizante.

Consulta a un profesional

Acudir al especialista, ya sea podólogo, médico o fisioterapeuta, si el dolor no mejora o empeora a pesar de seguir las medidas para evitar las molestias de trabajar de pie. En estos casos, hay que realizar un examen físico y pautar un tratamiento.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}