Cuál es la diferencia entre callo y ojo de gallo

Cuál es la diferencia entre callo y ojo de gallo

Los callos son una condición muy común, de hecho, más de un 35% de los españoles tiene callosidades en los pies[1]. La causa es la presión excesiva debido al uso de un mal calzado, a un ritmo de vida activo o la forma y estructura del pie. Ahora bien, muchas personas no saben cuál es la diferencia entre callo y ojo de gallo. Si es tu caso, a continuación, te ofreceremos la información que necesitas para distinguirlos y eliminarlos por completo. 

Diferencia entre callo y ojo de gallo

Muchos saben lo que es un callo, aunque puede que no tengan muy claro la razón por la que aparece. Se trata de una afección epidérmica que aparece por una constante  presión y fricción en determinadas partes del pie. Esto produce la formación o acumulación de células muertas como un mecanismo de protección ante una fricción constante. 

Por ese motivo, no debemos considerar que el callo es algo patológico sino un mecanismo natural generado por la epidermis. El callo no es exactamente lo mismo que la hiperqueratosis o durezas en la piel, pues el callo aparece en un punto determinado donde se ejerce mayor presión. De ese modo, el dolor resultante es la consecuencia de la presión ejercida en determinados nervios.

El callo puede presentar aspectos diferentes, todo depende de la zona donde esté y los nervios o glándulas sebáceas que se encuentren en la misma, y precisamente esa es la diferencia entre callo y ojo de gallo.

Cuando el callo se encuentra en los espacios interdigitales, presenta un aspecto más blanquecino. Estamos hablando de una zona donde se acumula el sudor y los bordes conforman una especie de anillo duro que converge con la articulación interfalángica.  Suele ser bastante doloroso y en la mayoría de los casos suele presentarse un crecimiento anormal del hueso, lo que se conoce como exostosis. Esto potencia la presión en el dedo contiguo creándose una lesión hiperqueratósica, más conocida como "ojo de gallo", llamado así al poseer un núcleo redondo y rojo.   

Cómo quitar callos y ojos de gallo

Cuando el callo, duro o blando, se encuentra en una zona en la que causa molestias, es recomendable tomar algunas medidas para reducir el dolor y tratar el problema correctamente.

Parches para callos y ojos de gallo

Una de las soluciones que plantea Scholl son los parches para callos de molespuma, que proporcionan un alivio inmediato del malestar generado por los callos que aparecen entre los dedos y sobre los mismos, causando dolor.

Este producto está dermatológicamente testado y está formado por una doble capa que proporciona una amortiguación efectiva, aliviando significativamente el roce y la presión.

parches para callos Scholl

Lo único que debes hacer es colocar el parche sobre el callo con la parte adhesiva. De esta manera tan sencilla, podrás caminar todo el día al proteger la piel de manera óptima. Solo decir que las personas diabéticas o con problemas de circulación precisan una atención especial, de ahí que sea conveniente consultar al médico antes de utilizar el producto.

Tratamiento farmacéutico para los callos y ojos de gallo

Además de proteger la zona para reducir el roce y las molestias, podemos aplicar un producto farmacéutico que nos ayude a acabar con el problema de raíz, es decir, que nos sirva para eliminar las callosidades. Este es el caso del tratamiento para callos de Scholl adecuado para ojos de gallo y callos encima de los dedos, que ofrece mejoras visibles en 5 días. Lee detenidamente las instrucciones del producto antes de aplicarlo, consulta al farmacéutico ante cualquier duda que tengas y no apliques el producto en caso de callos neurovasculares.

eliminar callos y ojos de gallo_Scholl

Cumple con la normativa de productos sanitarios 

Así, Scholl pone a tu alcance un Tratamiento Express 2 en 1 que se utiliza de manera rápida y eficaz para tratar los callos. Lo que hace es aliviar el dolor y en tan solo unos días podrás apreciar mejoras visibles. Además, es reutilizable y es posible emplearlo para tratar varios callos.  Es adecuado para los callos que están encima de los dedos y para los ojos de gallo. Solo debe ser utilizado en el área afectada, evitando que sea aplicado en la piel sana. En caso de que aparezca un signo de irritación, es conveniente consultarlo con el médico. 

La forma de utilizarlo es realmente sencilla. Solo necesitas seguir dos pasos para que en cuestión de pocos días veas la diferencia:

  1. Lima la parte superior del callo. Esto reducirá la molestia de la presión y el roce y proporcionará una sensación de alivio inmediato. También ayudará a que la fórmula del producto penetre mejor en el callo.

  2. El segundo paso consiste en aplicar el líquido utilizando el aplicador.

Repite el proceso cada 3 días. De esa manera, irás eliminando el callo de manera efectiva. 

 

[1] Footcare Issues, Incidence & Treatment Rates. Harris Interactive. Global Report, March 2018.

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}