Consejos para calmar el dolor en el talón

Consejos para calmar el dolor en el talón

Tus pies son importantes y el estilo de vida ajetreado actual los pone a prueba cada día. Debido a que son la parte del cuerpo que más peso soporta, el estrés que sufren puede acabar provocando molestias, por eso si te preguntar cómo calmar el dolor en el talón sigue leyendo, porque compartimos contigo algunos consejos para que lo consigas. 

Causas del dolor en el talón

Calzado inadecuado

El uso de calzado demasiado apretado o de tacones altos, puede provocar dolor en el talón al andar o tras estar mucho rato de pie.

Esguinces y distensiones

Los esguinces y las distensiones son lesiones que suelen tener su origen en la actividad física. Dichas lesiones son comunes y pueden provocar un dolor en el talón leve o intenso.

Sobrecarga y sobre esfuerzo

Cargar demasiado peso, sufrir sobrepeso o realizar un esfuerzo muscular excesivo, puede hacer sufrir tus pies y provocarte dolor.

Edad

La edad es otro factor que aumenta la probabilidad de sufrir dolor en los pies.

Espolón calcáneo1

Un espolón calcáneo es una acumulación de calcio que provoca protrusión ósea debajo del hueso del talón.

Fascitis plantar2

La fascitis plantar se produce cuando se aplica demasiada presión en los pies y se llega a dañar el ligamento de la fascia plantar, lo cual provoca dolor en el talón y rigidez. 

Tendinitis de Aquiles2

La tendinitis del tendón de Aquiles se produce cuando dicho tendón, que une los músculos de la pantorrilla al talón, se inflama o provoca dolor debido a lesiones por sobreesfuerzo. 

Fractura2

Una fractura es la rotura de un hueso. Esta situación se considera una urgencia médica y requiere cuidados urgentes.

Bursitis2

Las bursas son bolsas llenas de fluido que se encuentran entre las articulaciones. Dichas bolsas rodean las zonas donde los tendones, la piel y el tejido muscular se unen a los huesos.

Artritis

La artritis provoca inflamación en las articulaciones y puede producir dolor en el talón y en los pies.

Consejos para evitar y aliviar el dolor en el talón

Calzado adecuado con el ajuste apropiado 

Un calzado adecuado para caminar proporciona soporte al arco plantar y amortigua el impacto del pie con el suelo. Por eso utilizar sandalias planas puede aumentar la probabilidad de sufrir dolor en los pies. Es importante asegurarse de utilizar un calzado bien ajustado.

Además, antes de comprarte unos zapatos, recuerda de pasear por la tienda con ellos y asegúrate de que disponen de suficiente espacio para que el dedo más largo de cada pie pueda moverse mientras caminas.

Plantillas de uso diario

Las plantillas pueden ser un método eficaz y discreto de caminar más cómodamente sin tener que renovar tu armario. Las plantillas se ajustan al interior del calzado y actúan absorbiendo el impacto en los pies al actuar como amortiguador entre el pie y la suela del zapato. La gama de plantillas de Dr. Scholl está diseñada para adaptarse a ti: puedes usarlas en tu día a día ya sea en la oficina o para andar de arriba a abajo haciendo recados. También ofrecemos plantillas para tacones especialmente diseñadas para que puedas andar más cómodamente y por más tiempo cuando lleves este tipo de calzado.

plantillas de gel Scholl

Rotación del calzado

Usar los mismos zapatos cada día te puede pasar factura. Es mejor rotar entre varios zapatos para que asegurarte sujeción por más tiempo.

Pies descalzos en suelos duros

Y cuando llega verano, nos encanta caminar descalzos por la playa, la piscina o sobre el césped. Sin embargo, si caminas descalzo en especial sobre superficies duras, puedes estar eliminando la sujeción que tus pies tanto necesitan. Para evitar que esto suceda, también puedes usar las discretas y cómodas plantillas de gel en las sandalias  y, en el caso de las chicas, añadirlas incluso a los zapatos de tacón de punta abierta. Y aunque no todo el mundo usa calzado en casa, quizá deberías planteártelo, sobre todo si tu suelo es de baldosas. Con unas zapatillas acolchadas que te ofrezcan sujeción, debería ser suficiente.

Ortopedia para una sujeción adicional

Las plantillas ortopédicas pueden ofrecer una sujeción adicional para tus pies, ya que permiten aliviar el dolor asociado a la fascitis plantar, espolones calcáneos y talones dañados.

Realiza calentamientos

Un rápido calentamiento antes de salir a caminar puede ser una excelente rutina diaria, en especial para prevenir el dolor en los talones. Puede ser algo tan simple como rodar una pelota bajo el pie durante un par de minutos. Si quieres más ideas sobre cómo calentar antes de caminar, consulta nuestros consejos.

Reduce la carga

Qué bien sienta cuando dejamos de usar el bus para ir caminando al trabajo. Sin embargo, si te toca cargar con muchas cosas, puede que aumente la presión en tus pies y articulaciones. Cuanto más peso lleves en el bolso o en el maletín, más probable es que lo notes en la parte inferior de tu cuerpo. En la medida de lo posible, trata de aligerar la carga, por ejemplo, dejando cosas en la oficina de un día para otro.

Descansa entre caminatas

Y si ya sientes dolor en el talón del pie, es importante que le des descanso a tu cuerpo. Si por ejemplo te gusta ir caminando en lugar de coger el bus, haz algo intermedio como hacer la mitad del trayecto andando y la otra en bus. Y así hasta que sientas que el dolor va desapareciendo. Y por la tarde, después de trabajar, relájate colocando los pies en una posición elevada (este ejercicio puede resultar muy eficaz).

Analiza las superficies

Independientemente de que saques al perro a pasear o vayas andando a hacer la compra, no puedes evitar las superficies de hormigón. Al ser tan duras acaban pasando factura a tus pies con el tiempo. En estos casos, la mejor opción es buscar una ruta alternativa con superficies más suaves, como de hierba o tierra. Tus pies lo agradecerán.

Mantén un peso saludable

Lo que cargues no es lo único que añade presión a tus pies. Tu peso corporal también juega un papel importante. Por eso es fundamental mantener un peso corporal saludable. Es un consejo habitual de médicos y especialistas, y no solo para reducir el riesgo de sufrir dolor en los talones, sino también para tener una condición física adecuada que permita a tu cuerpo recuperarse mejor de otras distensiones y lesiones.

Caminar es una excelente manera de mantenerse en forma, descubrir nuevos lugares y disfrutar del mundo que nos rodea. Pero cuando sientas los primeros signos de dolor en el talón, no los ignores. Plantéate seguir alguno de los consejos que te acabamos de dar antes de que los síntomas empeoren. Paso a paso, puedes mejorar tu experiencia al caminar.

Si tienes alguna duda, sientes alguna incomodidad desde hace tiempo o sufres dolor, consulta con tu médico.

Referencias:

  1. https://www.webmd.com/pain-management/heel-spurs-pain-causes-symptoms-treatments#1
  2. https://www.healthline.com/health/heel-pain#causes

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}