No hay necesidad de que ocultes tus talones agrietados

No hay necesidad de que ocultes tus talones agrietados

Los talones agrietados – también conocidos como fisuras del talón - son un problema común del pie que sin embargo no tiene por qué hacer que dejes tus zapatos favoritos guardados en el armario. Si estás ocultando los talones por tener la piel agrietada, ahora te explicamos lo que tienes que hacer para que luzcan suaves y flexibles de nuevo.

Los talones agrietados aparecen cuando la piel en la zona se rompe a menudo por estar seca, más gruesa y por haber perdido su elasticidad. Cuando la piel pierde su elasticidad, las presiones cotidianas como caminar pueden provocar que la piel se agriete y se quiebre. También puedes sentir molestias cuando no estás sentado y el peso recae sobre tus pies. Pero la buena noticia es que la mayoría de los casos se pueden tratar fácilmente en casa. 

¿Qué causa los talones agrietados?

Hay muchas posibles causas para los talones agrietados. Algunas personas tienen la piel más seca de forma natural, lo que puede hacer que los talones sean más propensos a sufrir grietas. El modo de andar y cómo tu peso se distribuye sobre los talones pueden ser unos factores a tener en cuenta. Otras causas de talones agrietados incluyen el aire seco, un cuidado de los pies insuficiente, deficiencias en la dieta, el envejecimiento de la piel, estar de pie durante largos períodos de tiempo, el uso de ciertos tipos de zapatos, el exceso de peso e incluso la genética.

Afortunadamente, la mayoría de los casos de talones agrietados pueden ser tratados fácilmente en casa, así que puedes conseguir de nuevo que tus pies estén en condiciones óptimas con un poco de esfuerzo.

Aplicar la Crema Talones Agrietados con Active Repair K+ es un buen cuidado para los talones agrietados, ya que contiene un ingrediente clínicamente probado que conserva sus propiedades estructurales y biológicas. Ayuda a reactivar el proceso natural de reparación de la piel mediante la estimulación de la regeneración celular. De hecho, la mayoría de la gente obtiene resultados visibles a los tres días.

Otras cosas que pueden ayudarte a hacer frente a este problema son el uso de zapatos con una parte posterior de apoyo, beber mucha agua para mantener la piel hidratada, usar una crema especial hidratante, y evitar jabones fuertes y el agua muy caliente, ya que ambos pueden eliminar la hidratación natural tu piel.

Si el clima es cálido y caminas descalzo o con calzado que expone tus pies (como chanclas y sandalias) también pueden propiciar que tus pies se sequen más, así que asegúrate de mimarlos con una crema al final del día.

Alimentación saludable para tus pies

Además de lo que te echas en el cuerpo, lo que comes también te puede ayudar a cuidar tu piel. Las dietas con bajo contenido de zinc y ácidos grasos esenciales omega- 3 pueden contribuir a la aparición de la piel seca y, en consecuencia, al empeoramiento de los talones agrietados.

Para aumentar el consumo de zinc añade pollo, cangrejo, alubias, yogur y arroz integral a tu dieta. Mientras que para aumentar tus Omega-3 prueba el pescado azul y el aceite de lino.

Otras vitaminas y minerales que pueden ayudarte a mantener tu piel suave y saludable incluyen la vitamina E (que se encuentra en verduras de hoja verde, cereales integrales y frutos secos), el calcio (que se encuentra en los productos lácteos y verduras de hoja verde oscuro) y el hierro (que se encuentra en la carne roja, huevos, verduras y alubias).

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}