Pies secos y la moda de no llevar calcetines

Pies secos y la moda de no llevar calcetines

Muchas personas no usan calcetines a diario, ya sea por razones de moda, clima, etc. Sin embargo, lo que no saben es que esta tendencia o rutina suele acabar desencadenando problemas en los pies. 

Consecuencias de no llevar calcetines

1. Sudor:

Nuestros pies contienen cientos de glándulas sudoríparas que generan el sudor independientemente de que haga frío o calor. Sin calcetines el calzado absorbe la mayor parte del sudor en los pies, lo que provoca no solamente que los zapatos o zapatillas huelan mal sino que además aparezcan ampollas o rozaduras generadas por la fricción. Asimismo, los pies sudorosos pueden multiplicar la cantidad de hongos en los pies, que se hacen más fuertes en aquellos ambientes oscuros y húmedos típicos de los zapatos sudorosos. Estas condiciones también son las responsables de producir otros problemas como el Pie de Atleta, un hongo que crece en los pies y suele causar tanto sequedad en los pies, como talones agrietados o picor en los pies especialmente entre los dedos. En estas situaciones, los podólogos aconsejan usar calcetines de lana y seda para absorber el sudor.

2. Ablanda tus nuevas zapatillas:

Ponerse zapatillas nuevas sin calcetines puede ser motivo de aparición de ampollas y rozaduras, por esto mismo es importante ablandarlas y adaptarse a ellas antes de usarlas todo el día. Póntelas dentro de casa las veces que sean necesarias hasta que empieces a notar que se han estirado un poco y se han adaptado a la forma de tus pies. Y como ya sabes, procura usar calzado de piel para que la adaptación sea mucho más rápida y fácil.

3. Ten los pies limpios:

El riesgo de desarrollar problemas en los pies aumenta ya no solo porque uses cualquier tipo de calzado sin calcetines, sino también como consecuencia de no lavarte y secarte los pies debidamente a diario. En estos casos, nuestro consejo es que recurras al Baño de Pies Velvet Smooth de Scholl, un producto que contiene Caviar Verde, Sérum Marino y Vitamina E especialmente indicado a la hora de hidratar la piel seca y relajar los pies cuando los limpias. Asimismo, tampoco te olvides de secarte los pies después de usarlo sobre todo entre los dedos, ya que así prevendrás el pie de atleta, entre otros aspectos.

4. Mantén los pies hidratados:

Usar sandalias o chanclas con los talones descubiertos también pueden ser motivo de aparición de problemas en los pies. Y es que los podólogos coinciden en que este tipo de calzado no favorece tanto a tus pies como lo hacen los zapatos cerrados. De esta forma, si usas sandalias todos los días sobre todo en verano procura prevenir antes de que los talones se sequen y deshidraten. Para evitar que esto ocurra, asegúrate de usar una crema hidratante para los pies adecuada como puede ser la Crema Diaria Velvet Smooth de Scholl. Porque si mantienes tus pies hidratados regularmente al mismo tiempo ayudarás a evitar los talones agrietados y el dolor que se produce cuando no se cuida la piel de manera regular. Y si tienes los pies muy secos, prueba con un tratamiento de doble hidratación aplicándote un Sérum antes de la crema de los pies.

5. Cambia el calzado:

Si no te gusta ponerte calcetines lo mejor es que alternes y cambies de calzado cada día. Los zapatos necesitan al menos 24 horas para secarse y desprenderse de las esporas de moho.

 

Artículos más populares

$1 Días
$2 Horas de trabajo
$3 Minutos
$4 Segundo
{"en":"New","fr": "Nouveau"}